Lavanda por doTERRA

Puedes sentir el sol en tu piel, escuchar el murmullo del mar negro de fondo y si miras a tu alrededor verás el color púrpura más abrumador que jamás hayas visto. Te imaginas en medio de un campo de lavanda en el este de Bulgaria. dōTERRA ha elegido esta zona de clima soleado y seco del Mar Negro como centro de producción de uno de sus aceites más valiosos: la lavanda.

Durante siglos, la lavanda fue un remedio para diversas dolencias. Los herbolarios solían prescribir una cura de lavanda para restaurar la piel o alejar las preocupaciones. Las mujeres también utilizaban la lavanda como accesorio en el pelo o alrededor del cuello. Durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, los soldados llevaban lavanda para desinfectar las heridas, disipar los temores y ayudar a los que sufrían. A partir de esta hermosa planta de color púrpura, dōTERRA ha creado un aceite natural que se puede utilizar a diario.

Aplicación de la lavanda

Como cualquier otro aceite esencial, la Lavanda de dōTERRA tiene muchos usos. Sin embargo, hay cuatro áreas en las que la lavanda tiene un gran efecto. Cuando se aplica a la piel, favorece la salud de la misma. Cuando se aplica aromáticamente, el aceite reduce los sentimientos de ansiedad e inquietud, creando una calma general en la mente. También relaja los músculos cuando hay mucha tensión en el cuerpo.

Comunicación abierta y calma

¿Tiene dificultades para expresar sus pensamientos y sentimientos? ¿Tienes la sensación de que nadie te escucha y eso te provoca frustraciones internas? El Aceite de Lavanda de dōTERRA no sólo tiene un efecto calmante y sedante, sino que también actúa en una capa más profunda. La lavanda abre los canales de comunicación, reduciendo el miedo a hablar delante de grandes grupos.

Por ejemplo, si tienes miedo al rechazo, aplica una gota de lavanda en tu corazón. De este modo, podrá dar un respiro a su corazón y adquirir más confianza. ¿Sientes que nadie te ve ni te escucha? ¿O ansioso o tenso? El simple hecho de oler la lavanda tiene un efecto calmante. La lavanda también puede ayudar cuando se ocultan las emociones.

La lavanda es conocida como la Madre de los Aceites y hace honor a su nombre. Si te has iniciado en la lavanda, lo más probable es que este sea el aceite que más utilices. El aceite de lavanda es un aceite imprescindible para los niños. Cuando se diluye, tiene el mejor efecto.

Aplique usted mismo la lavanda

  1. A la hora de dormir: Poner unas gotas en la almohada o debajo de los pies para dormir bien. También tiene un efecto calmante en un difusor en la mesilla de noche.
  2. Piel: Diluir el aceite con un aceite base y aplicar sobre la piel. Al diluir el aceite, permanece más tiempo donde se necesita.
  3. Ambientación: Añade unas gotas a una botella de spray con agua para refrescar el aire, los armarios, los colchones y la ropa.
  4. Calmante: Poner 2-3 gotas bajo la lengua o en un difusor para aliviar los sentimientos nerviosos.
  5. Relaja los músculos: Para una mezcla de relajación muscular, combine mejorana, albahaca, romero o abeto siberiano. Mezclar estos aceites con un aceite base para el masaje.
  6. Apoyo al habla: frotar 2-3 gotas en la piel de la garganta para hablar con seguridad. También ayuda a los niños que están aprendiendo a hablar.
  7. Dedos y uñas de los pies: aplicar lavanda en los dedos de los pies 3-4 veces al día. Si es necesario, añada Melaleuca al aceite de Lavanda.
  8. Cabeza: Mezclar lavanda, incienso y menta con aceite de coco fraccionado y aplicar en las sienes.
  9. Alivia la tensión: 2 gotas de lavanda, 5 gotas de salvia sclarea y 3 gotas de ciprés con 1 cucharadita de aceite de coco. Mezclar y aplicar sobre los hombros y el cuello.
  10. Alivia el nerviosismo y la agitación: 3 gotas de lavanda, 2 gotas de naranja silvestre y 1 gota de bergamota con 1 cucharadita de aceite de coco fraccionado. Aplicar en los antebrazos para el descanso y la nueva energía.

Ir arriba

WHAT’RE YOU

WAITING FOR?

10% OFF
Enter your email to unlock this deal